Ustedes bajo estas condiciones se hacen responsables de la custodia de las imagenes eximiendo a la empresa y a los fotógrafos autores de las imágenes de cualquier responsabilidad y custodia de los mismos,  los autores no renuncian a sus derechos de autor otorgados por ley por el mero hecho de ceder las imagenes para uso privado y nunca público.

 

La LPI, en su artículo 14, otorga a los autores los siguientes derechos morales:

  1. Decidir si su obra ha de ser divulgada y en qué forma.

  2. Determinar si tal divulgación ha de hacerse con su nombre, bajo seudónimo o signo, o

anónimamente.

  1. Exigir el reconocimiento de su condición de autor de la obra.

  2. Exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación,

alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación.

5. Modificar la obra respetando los derechos adquiridos por terceros y las exigencias de protección de bienes de interés cultural.

6. Retirar la obra del comercio, por cambio de sus convicciones intelectuales o morales, previa indemnización de daños y perjuicios a los titulares de derechos de explotación.

7. Acceder al ejemplar único o raro de la obra, cuando se halle en poder de otro, a fin de ejercitar el derecho de divulgación o cualquier otro que le corresponda.