1- ¿Cuál es el presupuesto de un reportaje de Boda?

Todo va a depender de que tipo de reportaje se elija y para eso hay que verlos personalmente. Por la web, podemos hacernos una idea del trabajo del profesional, pero el reportaje al igual que el traje del novio o el vestido de la novia hay que verlos, tocarlos y sentirlos en primera persona. Vuestro reportaje de boda es el único recuerdo que os va a quedar de ese día tan espectacular y me atrevería a contestar con una pregunta... ¿Cuánto valen vuestros recuerdos?


2- ¿Quién será nuestro Fotógrafo de Boda?

Esta pregunta es una de las más importantes y a la que debemos de prestar la máxima atención.

Nosotros somos dos fotógrafos los que podemos realizar el tipo de fotografía que estáis viendo en nuestra web, combinando fotografía artística, con fotografía sin posados, así como también podemos realizar más de dos reportajes, claro que sí, como todo el mundo. Pero la pregunta correcta sería: ¿quién es el fotógrafo de estas fotografías y será él quién se encargue del reportaje de nuestra boda?

Esta es la pregunta que debéis plantearos. Esto no es un producto que ya esté hecho. Vuestras fotografías están por realizarse y dependerá del profesional si las mismas están o no a la altura de las circustancias. Por tanto, lo más importante del reportaje siempre será el profesional en quién confiéis y, en segundo lugar, intervendrá el tamaño del álbum y lo que irá incluido en él de acuerdo al pack que se elija. Para ello, son necesarias unas fotografías diferentes de las tradicionales y de una gran calidad, pero sobre todo "CREATIVIDAD" para conseguir un reportaje que se convierta en una pieza de decoración para colocar en uno de los lugares mas hermosos de vuestra casa.


3-¿Cómo contratar a nuestro Fotógrafo?

Lo primero es preguntar si la fecha está disponible. Siempre os confirmaremos si alguno de nosotros dos podrá ser el fotógrafo de vuestra boda. Por el contrario, en caso de que la fecha en concreto está ocupada, podremos enviar a un equipo de nuestra confianza que trabajan para nosotros.

En cualquier caso, siempre será la primera cuestión a la que os contestaremos antes de continuar con la reserva y el contrato del reportaje.

Es esencial contratar los servicios a la mayor brevedad posible para que podamos asegurar nuestra presencia en el evento. Por ejemplo, nosotros estamos formalizando con las parejas de novios como minimo un año antes del evento para asegurarse lo que os voy a comentar en el punto 4 a continuación.


4-¿Cómo acertar en la elección de nuestro Fotógrafo?

Es sencillo, aunque no lo parezca. Estas son las pautas a seguir para ello:

1- ¿Cuál es su currículum y su experiencia profesional? Este dato es muy importante. En nuestro caso, podéis ver nuestra experiencia en el siguiente enlace:

 https://www.oliverfotografo.com/acerca-de-mi 

La trayectoria del profesional es uno de los mejores avales que podéis tener, su saber hacer y las garantías que éste os pueda llegar a ofrecer.

2- Las calidades de las que se hablan y lo ofrecido deben figurar siempre en el contrato. Por ejemplo, nuestros videos son calidad 4K. Y, ¿qué significa eso en comparación con el full hd ofrecido en la actualidad con mayor frecuencia? El 4K nos proporciona lo casi último en tecnologia para las últimas televisiones, y digo casi porque el 8K en televisión ya está llamando a la puerta de todos los consumidores. Nosotros en breve ya estaremos realizando en 8K nuestros reportajes, con lo que respecta al doble de calidad.

El vídeo, como la fotografía de Boda, será el encargado de plasmar en ellos los momentos más importantes de vuestra vida. Nuestro consejo personal, sea quien sea vuestro fotógrafo y videógrafo, es que no comparéis un reportaje por su precio, sino con ese estilo y trabajo que desde un principio os cautivó. Despúes de la boda, cuando regreséis de vuestro viaje, vendrá la parte más importante de todas: el resultado final. Será entonces cuando no nos acordaremos del dinero que nos ahorramos en tener un reportaje más o menos económico y solamente daremos valor a las fotos de familiares que no se hicieron por despiste, a los detalles importantes que no nos grabaron en video, ni se fotografiaron, y así un largo etc.

De poco servirán las lamentaciones, el trabajo ya no se podrá volver a repetir. Eso sí, nos habremos ahorrado un dinero del que en esos momentos ni os acordaréis y en el que algunas parejas se suelen refugiar como alivio personal.